Participarán 6 sacerdotes mexicanos en Congreso mundial de exorcistas

El mundo actual se ha “re-paganizado”, cediendo terreno al maligno; por eso, el quehacer evangelizador de la Iglesia también se ha fortalecido, dicen.

Al menos seis sacerdotes mexicanos asistirán al Congreso de la Asociación Internacional de Exorcistas, que iniciará el 24 de octubre en Roma, en el que participarán unos 300 expertos provenientes de todo el mundo para compartir experiencias e información.

De acuerdo con la Arquidiócesis Primada de México, el coordinador de exorcistas, Guillermo Barba, explicó que los resultados del encuentro, de una semana de duración, redundarán en beneficio del Ministerio del Exorcismo y la Pastoral de la Liberación para afianzar las estructuras pastorales de la Iglesia.

El sacerdote de la curia capitalina detalló que el objetivo de este Congreso es seguir alimentando la labor pastoral a través de un trabajo sistemático y procesal que se ha venido integrando a la vida de la Iglesia, mismo que ha permitido avanzar por dos vertientes.

Por un lado, expuso, el camino de la sana doctrina y por otro también en el sendero de la obediencia al magisterio de la Iglesia.

Detalló que este evento anual ha permitido la unificación de criterios, tanto en el ministerio como en el trabajo pastoral; además, se ha venido desarrollando un directorio pastoral del Ministerio del Exorcismo. También se ha logrado trabajar en un equipo interdisciplinario y se han creado subsidios propios de la pastoral, como son manuales de oraciones y catequesis.

Señaló que la formación continua se ve enriquecida con ese evento anual, que es un espacio de aprendizaje para los exorcistas y sus auxiliares y que permite la profundización teológica en varios temas propios de este ministerio y de esta pastoral.

El sacerdote refirió que el Papa Francisco se ha referido a quienes son atendidos por los exorcistas como “los pobres de los más pobres”, porque sufren incomprensión y muchas veces son juzgados como enfermos mentales.

“Son personas que necesitan un trato misericordioso. Somos la Iglesia del buen samaritano, que recibe a todos los que vienen heridos para curar sus dolencias; somos la esposa de Cristo, depositaria de su misericordia, que acompaña y acoge a estos hermanos durante su caminar, hasta verlos sanar, como el ‘endemoniado gadareno', a quien Jesús exorcizó y fue encontrado sentado a sus pies, vestido y en su sano juicio”, afirmó.

Según Guillermo Barba, el mundo actual se ha “repaganizado”, cediendo terreno al maligno, pues mientras más la humanidad renuncia a la fe, más está expuesta a sufrir perversas maquinaciones.

En ese sentido, estimó que el Ministerio del Exorcismo, la Pastoral de la Liberación y en general el quehacer evangelizador de la Iglesia también se han fortalecido, pues esta institución “es consciente que libra una dura batalla”.

 

 

@voxfides

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.