La redención de Jesús es también para el “Chapo” y Escobar

Susana Nuin, señaló que la “Laudato si´”, ha tenido muy buena recepción y destacó la importancia del diálogo incluso ante quien opina radicalmente diferente.

El gran temor de la vida es que estando tan instalados, podría pasar Jesús y no reconocerlo, advirtió Susana Nuin, colaboradora del Consejo Episocopal Latinonamericano (Celam), en un diálogo con los asistentes a la conferencia ¿podemos evangelizar sin dimensión social? que la ponente uruguaya, dictó en el Instituto Mexicano de Doctrina Social Cristiana (IMDOSOC).

Recordó que su abuela decía que el camino al infierno esta pavimentado de buenas intenciones, así tenemos tenemos el riesgo de quedarnos reflexionado y no realizar nada. Nuin señaló que conforme vamos penetrando el Evangelio “vamos saliendo”, y conforme salimos comprendemos más el Evangelio.

Indicó que si no salimos, no es culpa del Padre o del Obispo, sino del laico que no se decide a ejerce su laicado, no obstante siempre se ha de buscar la armonía, lo que no significa estar atados, pero siempre en armonía.

La Dra. Susana Nuin subrayó que el desafío más grande para los laicos, es reconocer a los otros que quizás no vienen al templo. Insistió en que debemos reconocer las presencia de Dios en el otro, ya que que Jesús trajo la redención para todos, para el “Chapo” y para Pablo Escobar. Recordó que en el Cono Sur, durante las dictaduras militares, la tortura fue algo común, pero reiteró que Su presencia está también en un torturador, como también está en mí, lo que no debemos olvidar.

Educación, acogida y diálogo

La expositora fue cuestionada respecto de las escuelas católicas y la dimensión social, señaló que hemos perdido la dimensión de la coherencia, lo que es una conducta permanente de intentar siempre estar más cercanos a Jesús. Indicó que una ventaja del cristianismo es que siempre podemos recomenzar, incluso inmediatamente después del fracaso o la caída. 

No obstante reiteró que hay un problema serio en las escuelas católicas, “de las mejores universidades católicas salen nuestros políticos” y subrayó que “hay algo que la educación debe de replantearse desde la evangelización”.

Muy relacionado a esta inquietud, sugirió que la Doctrina Social Cristiana debería de enseñarse desde la infancia, y mencionó que un niño capta inmediatamente el amor a Jesús mediante el amor al prójimo.

Por otro lado, mencionó que los agentes de pastoral socio-caritativa, deben estar convencidos y volver a lo esencial, que es el Evangelio, la única fuerza transformadora real, y recomendó que se debe procurar hacer comunidad, no pretender “andar solos por el mundo”, Jesús no lo hizo y es Dios. No obstante si a Él lo criticaron, no podemos esperar que todo sean aplausos y reconocimientos.

Respecto del recibimiento que ha tenido la Carta Encíclica “Laudato si´, sobre el cuidado de la Casa común”, indicó que esta ha impactado mucho en ambientes fuera de la Iglesia, que ha llegado a gobiernos no necesariamente católicos, que hay universidades que estudian la encíclica y que también se han hecho alianzas a raíz del impulso de la “Laudato si´”, como por ejemplo para cuidar el acuífero de Paraguay o la Selva del Amazonas.

Por otra parte, Nuin recomendó que se debe vivir el diálogo, también ante quienes opinan, incluso radicalmente diferente, ya que es una “etapa superadora”, lo que debemos evitar es cerrarnos; lo cual no significa que “todo me vaya bien” o me de igual, pero el otro me enriquece.

 

redaccióEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.